¿Qué ventajas tiene el crowdlending frente a las tarjetas de crédito?

¿Qué ventajas tiene el crowdlending frente a las tarjetas de crédito?

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Ventajas del Crowdlending frente a las tarjetas de crédito

¿Cuántas compras has hecho en lo que va de año con tu tarjeta de crédito? ¿Eres de los que no para de usarla hasta que echa humo? Seguro que la llevas siempre en tu cartera y que la usas para pagar casi cualquier cosa. Pero, ¿es el sistema de financiación que más te conviene? ¿Conoces las ventajas que te ofrece un sistema de financiación alternativa como el crowdlending?

Una tarjeta de crédito te permite disponer de un capital limitado, con un máximo establecido que depende de tu situación económica, de tu solvencia y del acuerdo que tengas con la entidad que te la ofrece. Sin embargo, a través del crowdlending -que funciona como un préstamo- puedes solicitar el presupuesto que mejor se adapte a las necesidades de tu proyecto.

La principal diferencia entre las tarjetas de crédito y el crowdlending es que, con las tarjetas, quien pone a tu disposición el dinero es una entidad financiera o un banco; por el contrario, en el crowdlending los préstamos son peer-to-peer, es decir, de igual a igual, entre personas.

La independencia del crowdlending de las entidades financieras tradicionales hace que no estés obligado a contratar ningún otro producto de la plataforma, ni que tengas que estar vinculado a otra entidad, como sucede con las tarjetas de crédito y los bancos.

 

Interés que se adapta a ti

Una tarjeta de crédito te permite efectuar pagos con dinero que no tienes en tu cuenta y aplazarlos para más adelante. Es como si en cualquier momento la entidad financiera de tu tarjeta te prestara ese dinero hasta que puedas devolvérselo. Pero este acceso al dinero tan fácil y rápido conlleva una serie de comisiones y unas altas tasas de interés, como ocurre con las líneas de crédito.

La mayor parte de los recargos en este tipo de productos se producen por demoras y descubiertos. Para evitar la acumulación de esos intereses es fundamental que seas prudente en el gasto y que tengas siempre en cuenta si vas a poder enfrentar el pago de tus compras cuando llegue el momento de que se efectúe el cobro.

A diferencia de lo anterior, con un préstamo crowdlending siempre pagarás la misma cuota. Con este sistema se hace un estudio personalizado de tu caso y se marca un rating crediticio que establece desde el inicio de la operación cuál es el porcentaje de interés que mejor se adapta a tu situación. Además, la ausencia de intermediarios financieros favorece la disminución de los intereses. Pagas sólo lo que te corresponde por tu préstamo.

Si necesitas financiación para sacar adelante un proyecto personal, sin duda las alternativas peer-to-peer como el crowdlending tienen muchas más ventajas para ti que los sistemas de financiación tradicionales como las tarjetas de crédito.

Seguro que a estas alturas del año ya empiezas a plantearte algunos de los gastos que se aproximan, como las vacaciones navideñas en ese destino paradisiaco que siempre has deseado, o incluso has hecho ya tus buenos propósitos para el año que viene, como retomar tu formación con ese máster que siempre soñaste hacer. Así que guarda tus tarjetas de nuevo en la cartera y opta por una forma de financiación ágil, más cercana y transparente. ¡Te mereces un préstamo crowdlending!

¡Compártelo!