¿Qué tienes que tener en cuenta antes de comprarte una moto?

¿Qué tienes que tener en cuenta antes de comprarte una moto?

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Que hay que tener en cuenta antes de comprarse una moto

Llega la primavera y con ella los paseos, más que agradables, en todo tipo de transportes que no sean techados.

Y es que, después de un invierno largo, frío y –en algunas semanas- muy lluvioso, ya tenemos ganas de salir a la calle y dejarnos ver.

Vamos pensando, también, en menores atascos dado que la gente empieza a ir andando, en bici o en moto al trabajo y eso son menos coches en las horas punta. Porque, efectivamente, casi todo lo que trae el buen tiempo es positivo (siempre que no tengas alergias).

Es ahora cuando empiezas a pensar, otra vez, en la moto aquella que tan feliz te va a hacer porque podrás aparcar fácilmente, no tendrás que pagar parquímetro, no gastas prácticamente gasolina, te metes en los recovecos de los atascos y llegas mucho antes a cualquier lugar, es mucho más barata que un coche, el precio del seguro es también más económico y un largo etcétera que podrían hacer que quisieses comprártela en pleno enero y con lluvia.

Pero entonces aparecen ciertas dudas sobre la compra de la moto

Comprar la moto y pagarla en cash o no, si son mejores las motos de segunda mano, las mini motos o las motos de ocasión. Si existe la garantía de concesionario o qué seguro es el mejor para ella.

No te preocupes porque aquí te dejamos algunas claves sobre cómo comprar la moto, para averiguar cuál es la mejor opción y cómo llevarla a cabo:

  1. Compara diferentes motos y los precios que tienen. Algunas veces las motos de segunda mano son mucho más recomendables que las motos nuevas. Ten en cuenta que, en cuánto te subas en cualquier vehículo que compres, baja automáticamente de precio.
  1. Probar con una moto de segunda mano tampoco es una mala idea si nunca has tenido moto. Quizá la experiencia no sea la que esperabas y ya no la quieras. Así, no te habrás gastado tanto dinero.
  1. Consulta con un experto. Seguro que le encanta darte su opinión y te puede orientar en los precios que valen las motos que te gustan y te encajan.
  1. Calcula el dinero que tienes para comprarte la moto y piensa si quieres gastártelo de golpe o prefieres pedir un préstamo.
  1. Si quieres (o necesitas) pedir un préstamo personal para pagar la moto, asegúrate de las comisiones que te cobran y de los contratos adicionales que te exige el banco (un seguro, una domiciliación bancaria, etc.).
  1. Compara distintos préstamos personales, debes fijarte en el TAE de los mismos y en los contratos adicionales. Busca alternativas a la financiación tradicional en las entidades tradicionales, están surgiendo plataformas en donde puedes conseguir lo que necesitas a precios mucho mejores y sin siquiera cambiar de banco.
  1. Si pides un préstamo personal, asegúrate de poder devolver las cuotas del mismo. Es un sufrimiento pagar un préstamo mensualmente sin quedarnos nada para el resto de cosas que necesitemos.
  1. Entérate de si puedes amortizar (devolver el dinero de golpe) en algún momento y del coste que tiene hacerlo.
  1. Piensa si te van a dar el préstamo solo a ti y, si crees que vas a necesitar un aval, prepáralo por si se da el caso. Muchas veces las entidades solicitan un a alguien que responda por ti, por si (creen que) no puedes devolver el préstamo que has pedido en algún momento.
  1. Compara diferentes seguros y pide diversos presupuestos. A final de año puede sumar mucho dinero y los precios varían mucho dependiendo de la moto, de tu edad y de lo que incluya el seguro.

No te quedes con las ganas si lo que quieres es una moto pero estate seguro de la inversión que vas a hacer. Es mejor tardar unos días (o semanas) más en comprarla que hacerlo a lo loco y por un arrebato.

Si necesitas pedir un préstamo, puedes consultar nuestro simulador y ver en cuánto se te quedarían las cuotas. ¡Sin compromisos ni costes adicionales!

¡Compártelo!