¿Qué es el crowdlending?

¿Qué es el crowdlending?

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

Qué es el Crowdlending

¿Sueñas con un gran viaje, una reforma en casa o hacer un máster? Si tus ahorros no te permiten costear ese sueño, necesitas saber qué es el crowdlending.

Tal vez ya hayas oído hablar del crowdlending y de la economía colaborativa, se trata de algo tan simple como un contrato de préstamo entre particulares, un acuerdo peer-to-peer, de persona a persona, sin intervención de una entidad financiera tradicional.

Las personas que necesitan financiación están cansadas de pagar un alto precio para poder sacar adelante sus ideas. Y los ahorradores de hoy ya no quieren invertir en fondos desconocidos o manejados por bancos. Precisamente el crowdlending surge como punto de encuentro entre estas dos realidades.

En concreto, este sistema de financiación consiste en préstamos entre particulares, de uno a muchos o de muchos a uno. ¿Esto qué quiere decir? Pues que un mismo inversor puede invertir en varios proyectos personales, y que un único proyecto puede ser financiado por distintos inversores.

Aunque en España el crowdlending aún sea un gran desconocido, en otros países de Europa y en Estados Unidos este tipo de financiación se ha ido consolidado al tiempo que ha crecido la desconfianza en los bancos durante los años de crisis económica. ¿Cuántas veces has pensado que ya habías devuelto con creces un préstamo por los elevados intereses que te estaban cobrando? La clave de este sistema colaborativo es que no hay intermediarios, por lo que todos los costes se reducen al mínimo.

En España esta clase de préstamos colaborativos están regulados desde el año 2015 por la Ley del 5/2015 del 27 de abril, de Fomento de la Financiación empresarial, y su actividad está bajo la supervisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, lo que avala su seguridad.

El mayor beneficio para todos

A diferencia de los préstamos otorgados por los bancos, la financiación colaborativa te permite obtener el mayor beneficio posible, gracias a la ausencia de intermediarios y a que el capital es únicamente fruto de la inversión de particulares.

Para la persona que quiere financiar su proyecto, el crowdlending supone una tasa de interés más baja por su préstamo. Para el inversor esto se traduce en una mayor rentabilidad de su inversión, que queda exenta de porcentajes abusivos de ganancia para la entidad financiera, en este caso inexistente. Es lo que se conoce como una relación ‘win-win’, en la que todos ganan.

Por supuesto, la revolución tecnológica e internet han tenido mucho que ver en que a día de hoy resulte tan fácil conseguir financiación para llevar a cabo esos proyectos que tienes en mente. En el entorno digital puedes registrarte como prestatario para dar a conocer tu proyecto personal a las personas que te van a financiar; o hacerlo como inversor, y ver los proyectos en los que puedes elegir invertir.

¿Aún estás dudando sobre si comprarte ya esa moto o no?, ¿o hacer tu gran viaje soñado a Asia? Únete al crowdlending y deja que otros te ayuden a cumplir tus sueños. ¡Te lo mereces!

¡Compártelo!