Préstamos y créditos, ¿qué marca la diferencia?

Préstamos y créditos, ¿qué marca la diferencia?

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Diferencia entre préstamos y créditos

Si estás pensando en sacar adelante un proyecto personal, seguro que ya has llegado al momento de plantearte qué tipo de financiación vas a necesitar y cuál se ajusta mejor a tus necesidades. Necesitas saber los intereses que tendrás que pagar, qué cantidad puedes pedir y cuáles son los plazos de devolución, entre otros.

La financiación a través de crowdlending es un tipo de préstamo que se lleva a cabo entre personas. Pero, ¿sabes exactamente qué es un préstamo? ¿Lo utilizas como sinónimo de crédito? Te contamos en qué se diferencian estos dos tipos de financiación, cada uno de ellos con determinadas características y ventajas, según la situación para la que se utilicen.

Tal vez hayas utilizado ambos términos indistintamente. De hecho, guardan algunas similitudes, como que ambos implican la amortización del dinero con intereses asociados y en un plazo de tiempo determinado. Sin embargo, entre estos dos tipos de financiación existen algunas diferencias. La fundamental es que con los préstamos recibes una cantidad fija de dinero de una sola vez, y con los créditos tienes a tu disposición una cantidad limitada de dinero que puedes ir utilizando poco a poco según lo necesites.

A continuación, vamos a analizar el resto de diferencias entre préstamos y créditos:

  • Según el plazo de amortización. Un préstamo siempre implica un tiempo más largo de devolución que un crédito, desde un año hasta un máximo de 40 años. Un crédito, por su parte, suele tener un mínimo de un mes y un máximo de 60 meses para su amortización.
  • Según las condiciones de renovación. En el caso de un préstamo, no es posible ampliarlo o renovarlo hasta que termines de devolverlo. Por su parte, una línea de crédito que tengas abierta siempre estará disponible para cuando lo necesites, y se renovará automáticamente cuando vayas devolviendo la parte que ya has utilizado.
  • Según los intereses. En este aspecto hay que tener en cuenta dos características: la cantidad de dinero sobre la que se aplica el interés y el tiempo de amortización. En el caso de los créditos, sólo se pagan los intereses correspondientes a la cantidad de dinero utilizada, no por todo el saldo disponible. Sin embargo, esos intereses son más elevados ya que es un dinero que puedes tener a tu disposición en cualquier momento. Con los préstamos, los intereses se calculan al inicio de la operación y a razón del tiempo de amortización pactado, por lo que siempre pagas lo mismo.
  • Según su finalidad. Debido a su carácter de prolongación en el tiempo, los préstamos se utilizan para la adquisición de bienes de alto valor o inmovilizados. Por ejemplo, si te vas a comprar una casa o un coche -las hipotecas son un tipo de préstamo-. Para una necesidad puntual de liquidez o un gasto repentino, un crédito es la mejor opción, ya que te permite disponer del dinero en el momento en que te hace falta.
  • Según la cantidad solicitada. Teniendo en cuenta la naturaleza del objeto de financiación, un préstamo siempre abarcará una cantidad de dinero mucho mayor que un crédito.

 

Los préstamos crowdlending

Hasta ahora los préstamos y créditos eran concedidos en exclusiva por entidades bancarias o financieras. Sin embargo, la llegada de los nuevos sistemas de financiación alternativa como el crowdlending, que funcionan de forma transparente y sin intermediarios, permiten que pagues menos intereses por el dinero que necesitas.

En Excelend puedes financiar tu proyecto de forma participativa mediante préstamos entre personas. Es decir, puedes solicitar un préstamo para hacer realidad un proyecto personal gracias a la inversión de personas particulares. Un sistema mucho más cercano con el que puedes beneficiarte de tasas de interés más bajas, adaptadas de forma personalizada a tu caso en concreto, al presupuesto que necesites y a tu situación económica.

¿Estás pensando en pedir un préstamo? Si es así, consulta cuáles son las ventajas del crowdlending y cómo puedes conseguir financiación para tus proyectos de forma justa y segura.

¡Compártelo!