Hacer un máster ¿sí o no?

Hacer un máster ¿sí o no?

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

Como pagar lo impagable, consigue estudiar el master que quieres

Hace tiempo que le damos vueltas al tema de la formación, la importancia que tiene la misma y por qué nos lanzamos (o no) a estudiar aquello que tanto nos interesa.

Pero, ¿por qué nos pensamos tanto estudiar un máster?

Hemos hecho una encuesta y las respuestas más recibidas se acaban reduciendo a 3:

  • Falta de claridad
  • Falta de tiempo
  • Falta de dinero

De la misma manera, hemos preguntado sobre aquellas decisiones que nos llevan a estudiar ese curso de posgrado:

  • Aumento salarial
  • Cambio laboral
  • Reciclaje
  • Networking

Solo para empezar, ya hay más razones por las que uno decide formarse que por las que no lo hace.

Si lo que te pasa es que no tienes claro qué estudiar, piensa en aquello que te puede hacer reciclarte o mejorar laboralmente. No te olvides tampoco del tipo de personas con las que puede que coincidas y si te pueden, o no, apetecer esos perfiles.

Si lo que tienes claro es que no quieres estudiar porque no tienes tiempo, consigue un cambio laboral y verás cómo mejoras en ese aspecto. Sí, implica una temporada de tener aún menos tiempo pero seguramente es para mejor.

Si lo que sabes es que no tienes economía para aguantarlo, prueba a poner en tu CV el curso de posgrado que has hecho. En poco tiempo tu economía puede mejorar notablemente y la falta de dinero no seguirá siendo un problema. Es un sacrificio inicial y el pago a través de un préstamo para estudiar, sí, pero piensa que en esos inicios, tampoco tendrás mucho tiempo para gastar dinero.

Por supuesto, como consejo final, mira claramente hacia donde se dirige tu sector y piensa si eso es hacia dónde quieres ir. Si no es lo que te gusta, piensa entonces en reciclarte de otra forma y seleccionar otro tipo de formación que pueda complementar a la tuya. Todo suma y lo bueno es tener claro nuestro objetivo. Con ello, el camino está hecho y financiar tu futuro no tiene por qué restar si es lo que te hace falta.

¡Compártelo!