Cómo controlar los gastos en Navidad

Cómo controlar los gastos en Navidad

Tiempo estimado de lectura: 4 minutos

Como controlar los gastos en Navidad

Fiestas, cenas y compras

Cada año, las fiestas navideñas nos dejan un enorme agujero en el bolsillo. Regalos, tardes de compras, salidas con amigos, cenas en restaurantes… En estas fechas, casi todo es gastar. Y los tickets de compra se acumulan con las facturas de las tarjetas de crédito para los meses siguientes… De ahí, la consabida ‘cuesta de enero’, que se incrementa a medida que se suceden las celebraciones.

Si este año te has propuesto reducir gastos en Navidad, hay muchos trucos que puedes poner en práctica para conseguirlo. ¿Quieres saber cómo controlar tus gastos? Atento a las siguientes recomendaciones:

  1. Regalos. Antes de volverte loco con las compras, lo más importante es marcarte un presupuesto límite. Piensa en cuánto puedes gastarte en cada una de las personas a las que les vas a hacer un regalo. Piensa que es mejor optar por un solo regalo de calidad antes que por comprar muchas cosas de menos valor. No te guíes por los packs ahorro, a veces hacen que, por poco que sea, gastes más dinero del que pensabas. Si tienes un nutrido grupo de amigos, ¿por qué no hacéis el amigo invisible? ¡Sólo tendrás que comprar un regalo! Y si lo que te apetece es hacer un regalo especial gastándote muy poco dinero, súmate a la fiebre del DIY y crea tus propios regalos personalizados. ¡Juega a sorprender!
  2. Comidas en casa. A la hora de hacer la compra, elige siempre productos de temporada y adquiérelos en comercios donde haya productos locales, ya que te saldrán más baratos. Además, es importante que calcules las raciones que debes preparar y la cantidad de ingredientes que necesitas para cada receta. ¿Cuántas de tus celebraciones navideñas acaban con la mesa igual de repleta que cuando empezasteis a comer? Cuida la presentación y sirve con orden; así podrás aprovechar lo que sobre guardándolo en la nevera para otro día o hacer una preparación diferente en otra ocasión.
  3. Fiestas nocturnas. El precio de las salidas nocturnas se dispara en estas fechas, sobre todo la noche de Fin de Año. Recurre a fiestas organizadas con precios cerrados para no llevarte sustos inesperados. Y asegúrate de que tu cotillón con todo incluido esté a la altura de lo que esperas: contrasta la información con alguien que ya haya acudido en otra ocasión para que el buffet frío y los churros con chocolate del desayuno no sean en realidad unas pocas aceitunas y un cacao soluble en vaso de plástico a la salida. Si te gusta ser anfitrión y tienes espacio en casa, atrévete a organizar una fiesta privada. Sólo tú y tus invitados. ¿Qué más necesitas? ¡Por muy poco os quedaréis todos muy de satisfechos!
  4. Ropa. ¿Estrenar un conjunto cada año en Nochevieja para no volver a ponértelo? Si ya te ha ocurrido y te has arrepentido de hacerlo, rebusca entre tu fondo de armario y alíate con tus mejores básicos para hacerte con un look perfecto echando mano sólo de algunos complementos. De esta forma, podrás utilizar las mismas prendas de una fiesta a otra si sabes darles el giro correcto. Un simple vestido negro puede resultar espectacular en Nochevieja con unas plumas que encontrarás en cualquier mercería, y mucho más discreto con un sencillo cinturón y un pañuelo del mismo color. Prueba el conjunto con antelación delante del espejo y olvídate del agobio que suponen las compras de última hora.

Ahora que ya tienes la lista de imprescindibles para no gastar demasiado esta Navidad, céntrate únicamente en disfrutar rodeado de tus familiares y amigos. ¿Ya lo tienes todo preparado?

¡Compártelo!